ESPACIO INFANTIL, Post-parto, SER MADRE

Baby-Blues y Depresión Post-parto

Baby Blues :

En los días siguientes al  parto un porcentaje superior del 80% de las madres jóvenes suelen llorar o se sienten ansiosas, incompetentes, tristes, tienen falta de concentración, cansancio extremo y temor por el futuro. Estas emociones  reciben el nombre de Baby-Blues trastorno depresivo en sí mismo que esta relacionado con el gran cambio hormonal en el embarazo. Esta situación es pasajera no durará mas de unas horas o unos días y no necesita de un tratamiento. Se habla que también el padre puede sufrir del Baby Blues, debido a todos los cambios que genera la llegada de un bebé.

Depresión Postparto (DPP):

La depresión post-parto, es una afección más seria, afecta a alrededor de una de cada diez mamás. Ésta generalmente empieza cerca de dos semanas después del parto, pero algunas veces puede no presentarse sino hasta tres a seis meses después de dar a luz. La depresión post-parto puede llegar a durar muchos meses y, si no es tratada, puede durar años. Si usted ha experimentado depresión post-parto antes, usted tiene un 70% de probabilidades de padecerla nuevamente. Las mujeres que han tenido complicaciones serias durante el embarazo tienen dos veces más probabilidades de padecerla que aquéllas que han tenido un embarazo relativamente fácil. Las mujeres que han sufrido una depresión previamente, existe en ellas un riesgo entre el  15% al 25% de sufrir  una DPP.

Síntomas De Una Depresión Post-Parto :

  • Cansancio y agotamiento fisico apenas se despierta
  • Se siente culpable o siente pena por no lograr amar lo necesario a su bebe
  • Tiene miedo de estar sola o de salir
  • Llora con regularidad
  • Se siente triste
  • Siente miedo y ansiedad por el futuro
  • perdida de interés por el bebé o preocupación excesiva por su salud
  • Tiene dificultad para la concentración
  • Tiene ataques de panico
  • pérdida de interés por el sexo
  • cambios de temperamento

Si presenta alguno de estos síntomas o varios busque ayuda, es muy importante reconocer que usted no se siente bien, de hablar con su pareja y pedir su ayuda en las actividades diarias en la casa. Toma tiempo para reunirte con otras mamás, salga a caminar, descanse lo que mas pueda, y busque esas pequeñas cosas que le gustan y le aportan felicidad: un pédicure, una manicure , que le arreglen el cabello, escuchar música con la que se sienta bien. Pero sobre todo lo mas importante es reflexionar y buscar por su propia cuenta cosas que le ayuden a salir de esa tristeza, entre mas pronto lo haga, mas rápido se sentirá usted mejor.

En mi caso puedo decir que viví el baby-blues pero tenemos la suerte que en Francia los hombres tienen vacaciones de paternidad y  mi esposo las tomo para pasar  las primeras semanas después del parto con nosotras. Esto fue algo positivo para poder superar esa etapa, haber contado con su ayuda en las tareas de la casa, me permitió poder dedicarme  a mi hija y pude contar con el tiempo suficiente para descansar, que es la clave para poder estar nuevamente en forma. Yo las invito a que se apoyen en sus parejas, a que deleguen las tareas del hogar por un tiempo, para que puedan poco a poco empezar a disfrutar de ese grandioso camino de la maternidad. No hay nada en este mundo que se pueda comparar con felicidad que trae un hijo a nuestras vidas. Les deseo muchos éxitos y bendiciones.