Desarrollo y crecimiento, ESPACIO INFANTIL

¿Qué es el Virus sincicial respiratorio y cómo proteger a un bebé?

Si bien este post forma parte de una campaña patrocinada con AstraZeneca  y DiMe Media, las opiniones expresadas son mías.

No sé si lo sepan pero en estos días se celebra el mes Nacional de concientización sobre el Virus Sincicial Respiratorio (VRS) y como en cada octubre Conciencia Nacional RSV tiene como objetivo educar a los padres sobre los signos y síntomas de la enfermedad por VRS, así como las medidas de prevención que se pueden tomar. Si por alguna razón estas perdidas con el título; No te preocupes, esta era yo hace unos días, razón por la cual investigue sobre los síntomas, signos, formas de contagio, prevención pero sobre todo como aprender a reconocer el virus en nuestros propios niños que pueden estar en peligro a causa de que nosotras las madres desconozcamos el tema.

No se si lo sabes pero el VRS es un virus común, estacional que se produce normalmente entre noviembre y marzo en los Estados Unidos y es la causa principal de hospitalización para los bebés en su primer año de vida.

 

 

Hoy en este post hay bastante información recopilada sobre el virus, vamos aprender a reconocerlo y posiblemente esta información  pueda que en algún momento sirva para salvar la vida de un niño.

Por el momento mis hijos no han sufrido de VRS, o al menos eso es lo que yo creo. Después de leer me he dado cuenta que los síntomas pueden simular a un gripe normal y no hacernos dudar de algo más grave. Razón por la cual es importante que nos familiaricemos con los síntomas de manera que si tenemos dudas lo mejor es llevarlo con su pediatra y de esta forma poder estar tranquilas dejando a nuestros niños en manos de profesionales.

El virus sincicial respiratorio (VRS) da a un 90% de los bebés en toda la población y de este número la mayoría lo sufren antes de los 2 años, y es más común de lo que pensamos. Lastimosamente el 60% de la población nunca ha escuchado el término de la enfermedad, lo que lo hace más difícil de descubrir.

 

Te preguntarás ahora, ¿Y si es tan usual, por qué no lo había escuchado antes? Pues porque afortunadamente la mayoría de los casos, se presenta de forma leve o en el caso contrario lo descubren cuando ya termina en Neumonía y el dictamen final termina siendo neumonía y nunca descubrimos el foco que comenzó el problema.

Hoy me interesé por regalarles información útil, que nos va a ayudar a actuar con rapidez y no esperar a que la infección se complique pero … primero lo que nos dicen los expertos:

sv-protection-one

RSV protection

En la mayoría de Niños, la infección no parece ser nada grave, pero un porcentaje pequeño de ellos se complica y puede generar una grave infección; sobre todo en los grupos más vulnerable; tales como bebés prematuros, niños menores de 6 meses y bebés con el sistema inmunológico dañado, ya sea por una enfermedad, un tratamiento oncológico o por una desnutrición severa.

 

Síntomas que nos puedan indicar la presencia del VRS:

 

  • Dificultad para respirar.
  • Tos
  • Sibilancia persistente (La sibilancia es cuando hacemos un ruido al respirar, como un pitido)
  • Coloración azulada en labios y uñas; aunque esto se da, sólo en los casos más graves.
  • Fiebre mayor a 38º

 

Si tu bebé, tiene menos de 6 meses de nacido, debes acudir a urgencia ante una pequeña fiebre o tos. Recuerda que este grupo específico de pacientes,  es más delicado y en algunas ocasiones no presenta los síntomas típicos.

 

Ante estos síntomas siempre es mejor consultar con tu pediatra, o en peores casos acudir a urgencias, yo siempre he pensado que es mejor ser una Mamá “ exagerada en el cuidado de sus niños “ que esperar que las cosas se compliquen. Estar atentas ante cualquier cambio en nuestros niños es vital.

 

El Virus sincicial respiratorio es de cuidado

¿Se pueden tomar medidas para evitar el contagio?

 

Claro que sí, nunca estaremos 100% libres de contraer una enfermedad, pero podemos tomar algunos cuidados que son de gran ayuda para éste y otros muchos virus e infecciones.

 

 

  • Lava siempre tu manos antes de cargar al bebé.
  • Lava las manos de tu bebé constantemente.
  • Limpia sus juguetes y ropa.
  • Evita el contacto con otros bebés o personas enfermas.
  • No mandes a tu hijo enfermo a la guardería, de esta forma crearás una conciencia y otra madres harán lo mismo, y eso evitará una propagación peor.
  • Aleja a tu bebé del humo del cigarrillo.
  • Siempre hay épocas del año en que el virus se vuelve más común, así que procura no llevar a tus hijos a lugares muy concurridos en épocas de riesgo.
  • No acudas con tu bebé a clínicas y hospitales, a menos que sea él quien necesite de la atención de un médico.

 

Normalmente los síntomas aparecen de 4 a 6 días después del contagio, se pueden presentar de forma gradual y el tiempo máximo de aparición de la enfermedad es de 10 días.

 

Luego de diagnosticado el virus se tomaran medidas según la sintomatología del paciente que van desde un tratamiento en hospital con oxigeno de base, hasta pasar la enfermedad sin tratamiento alguno ya que las infecciones leves, desaparecen por sí solas.

 

Debemos tener en cuenta que esta enfermedad al ser viral, no se cura con antibióticos y jamás debemos usarlos sin indicación médica.

Después de esto, quiero decirles como  madre que soy, es que aunque la enfermedad suena alarmante, creo que solo es cuestión de tener cuidado, estar atentas e informarnos con nuestros pediatras ante cualquier duda.

Como dicen en mi país: “Es mejor prevenir que lamentar. “

 

Nunca debemos auto recetar, ni dejarnos llevar por lo que le paso al hijo de mi amiga. Los únicos indicados para un diagnostico son los médicos tratantes.

Hoy creo que esta enfermedad la veremos a diario y no nos damos cuenta, si compartes esta pequeña información que preparé para ustedes, tal vez muchas más personas se puedan informar y protegernos.

 

Cuando les hablo de protegernos, no solo me refiero a la protección de nuestros hijos o del que la padece, es claro y todas las Mamás sabemos que en cuanto un niño entra a la escuela, sus resfriados aumentan, y es totalmente normal.

Pero si tomamos cautela, si como mamás detectamos a tiempo enfermedades que de un momento a otro se pueden complicar, y las solucionamos, podríamos lograr que los demás niños que rodean al enfermo también dejarían de correr peligro.

Es más, yo como mamá agradecería que cada familia en el mundo sea consiente  y sepa como actuar, cuando dejar de mandarlos a la escuela, cuando actuar y curar. por mi hijo, por el tuyo y por el de todos.

 

Hoy en el Mes Nacional de esta enfermedad, me encantaría poner un granito de arena, sin más, ya saben que no soy Médica, ni pretendo serlo. Pero soy una Madre, de esas que aman y se preocupan, de las que no saben pero investigan, de las que se equivocan y lo arreglan.

Como todas, una Mamá real.