Embarazo, SER MADRE

Liberate Del Estrés y La Ansiedad Durante El Embarazo

Las personas que sufren de estrés multiplican por 2  el riesgo a  sufrir una crisis cardiaca.

Investigadores Franceses del INSERM  ( Instituto Nacional De Salud E Investigación Medica )  lo han demostrado recientemente basando sen en casos con mas de 7.000 participantes.

Las razones del estrés son innumerables. Pero en esta ocasión quiero hacer referencia a el estrés y la ansiedad que las mujeres embarazadas experimentamos durante este periodo y que parece aumentar a medida que se acerca la fecha del parto, ” Yo a mis 38 semanas de gestación, se de lo que hablo “. Algunas hemos atravesado un periodo difícil donde el bebé estuvo en peligro y la incertidumbre, es una gran fuente de estrés importante. Otras madres o futuras madres les come la ansiedad por tener a sus pequeños en brazos. .. etc 

Pero que puedes hacer o donde se pueden encontrar los recursos para hacerle frente a la situación, sino es en nosotras mismas ?

Una de las grandes ventajas y bendiciones que hay en este país es que durante todo el embarazo hay al  alcance profesionales que te siguen, te cuidan y que te preparan através de cursos pre-natales para la  llegada del futuro miembro de la familia. No importa si eres, rico o pobre. Aquí  tu tienes este derecho de tener un profesional para que te guíe, te enseñan:  Que comer, que cuidados tener, como manejar el estrés, que comprar, curso de natación etc.

De igual manera te preparan para el momento del parto : Como respirar, que posición para el parto puede ser la mas conveniente para ti etc. Son meses con cursos donde recibes mucha información valiosa.

Pero cuando vives en un país poco privilegiado o donde aunque tengas todas estas ventajas, no logras aplicar lo que te enseñan y el estrés parece ganar la batalla, que puedes hacer ? Y encima vas ganando más estrés al saber que ese estrés le hace daño al bebé y de repente te encuentras caminando en círculos y no logras salir de ahí. Que hacer ? que hacer ? que hacer ?.

Las Claves:

1- Hay que cultivar en nosotras un cierto optimismo  : Esta demostrado que las personas que  toman la vida del buen lado regulan mejor el estrés y viven mas tiempo.

2-  Piensa Positivo  : Los psicólogos nos empujan hoy a  adaptar  nuestro  comportamiento y pensamientos  nocivos . La MEDITACIÓN  es sin duda, una actividad salvadora y muy simple a realizar.

A continuación.…

10 consejos para controlar el estrés

1. Aprende a respirar

En caso de estrés, la respiración se acelera y se bloquea al nivel del tórax : Para recuperar el ritmo hay que entrenar durante 9 minutos por día: tres minutos en la mañana, tres minutos en la tarde y tres minutos en la noche. Cada secuencia corresponde, a unas veinte respiraciones.

Con los ojos cerrados o abiertos, inspira profunda y lentamente por la nariz. Infla el vientre antes de los pulmones. Expira por la boca ” como si fuera un suspiro”, y soltando lentamente, mas lento de cuando inspirabas.

2. Estar en coherencia cardiaca

Este ejercicio de meditación permite de sincronizar la respiración y la frecuencia cardiaca. Tiene un efecto relajante garantizado. ” Con 6 respiraciones por minuto, esta en coherencia cardíaca” asegura el Dr. David O´Hare. Recomienda empezar con 5 minutos. Siéntese de manera cómoda. Encienda el cronometro. Adopte una respiración ventral (consejo 1). Inspire 5 segundos. Concentre su atención en su respiración. Continúe 5 minutos.
Para encontrar el buen ritmo, puede usar la aplicación gratuita Respirelax.

3. Relajación Física

 

La tension física crispa los músculos. Pruebe este ejercicio corporal que toma entre 15 y 20 minutos.

Sentada o acostada, con calma, empieze a respirar. Luego contracte un grupo muscular (por ejemplo manteniendo la mano derecha cerrada). Mantenga la respiración durante  3 a 5 segundos. Focalize su atencion sobre la zona contractada. Despues relaje sus musculos espirando y visualizando la decontraction. Proceda en este orden : cierra la mano derecha, luego la mano izquierda. Luego contracte el biceps a la derecha y a la izquierda. Lo mismo para las pantorrillas .etc

4. Toma el control de tus pensamientos negativos

No dejemos que los negros pensamientos ganen. Enfrenta  los malos pensamientos invitándolos a venir a una hora fijada por ti, y que no sea mas de quince minutos.  . “Durante este ejercicio de saturación cognoscitivo,  haga que venga este pensamiento, es el momento de enfrentarlo. No lo bloquee. Practica durante tres semanas.

Los pensamientos finalmente se disuelven.

5. Practique un  deporte

Para relajarse, practique un deporte 3 veces a la semana. Las actividades de resistencia (caminata, jogging, bicicleta,…) que permiten de ventilar el cerebro son las mas eficientes.

6. Exprese  su gratitud

Cada noche al momento de dormir, piense en 3 situaciones agradables del día  (una sonrisa, una conversación…) y agradece. Eso permite reconcentrar su cerebro sobre aspectos positivos. Dentro de unos días el humor se vuelve mejor y el estrés disminuye.

7. Sea Positiva

Las personas optimistas integran el estrés en su vida. Saben que su recorrido puede estar lleno de obstáculos, pero lo aceptan mejor. Ver el buen lado de la vida tiene efectos mensurables.

8. Desconectarse  de las noticias

Con todas las catástrofes que pasan cada día, el flujo de información alimenta un cierto malestar. La repetición de las imágenes, combinada a la carga emocional que crean hace que los memorizamos dos veces mas. Para digerir mejor esas informaciones,  es mejor leer el periódico una vez que ver continuamente las noticias

9. Maneje  su tiempo

La persona estresada vive a toda marcha y no sabe descansar. Típicamente, se enferma durante las vacaciones o sufren de migraña durante los fines de semana. La solución : hacer descansos, incluso de algunos minutos de manera regular. Hay que saber distinguir el urgente y el importante, ayudarse  de “todo lists”, consultar sus correos únicamente dos veces al día, filtrar las llamadas telefónicas y delega ciertas tareas.

10. Adapté  su alimentación

Reservar por lo menos 20 minutos para el almuerzo. Tome el tiempo de saborear. Los glúcidos lentos (pastas, cereales, arroz…) aportan carburante al organismo sin agredirlo, contrariamente a los azucares rápidos (bombones, gaseosas..)

Consuma  proteinas (pescados, aves…) que aportan triptofano, un aminoacido indispensable a la fabricacion de hormonas calmantes ( serotonina, melatonina). Y reduce los excitantes como el café..