Desarrollo y crecimiento, ESPACIO INFANTIL

8 Frases que los padres nunca deben de decir a sus hijos

No cometer errores durante al crianza de nuestros niños es un desafío gratificante que podemos realizar como adultos pero también es uno de los más difíciles. Nosotros como padres a menudo nos preocupamos de cumplir los requisitos básicos y prácticos durante la crianza de nuestros hijos, nos ocupamos de crear un hogar seguro para ellos, de pensar financieramente en el futuro de ellos….

Estos requisitos básicos en el mundo de ser padre, pueden hacer que perdamos de vista las necesidades emocionales de nuestros niños, que a su vez pueden tener un efecto perjudicial en su desarrollo y bienestar mental.

Siendo más especifica, podemos estar diciendo inadvertidamente cosas que tienen un impacto negativo en la mente de los niños y estar cultivando a largo plazo temas como la baja autoestima, disminución de la confianza y un sentido nocivo de la competitividad.

Con esto en mente, aquí están 8 frases que nosotros como padres nunca deberíamos decir a nuestros niños durante su crecimiento y desarrollo. Porque al final del dia, solo queremos que esten felices.

 

 

1. Te Prometo Que …Podemos Ir De Vacaciones Este Año 

vacacionesEn la mente de un niño una promesa es siempre importante por lo tanto que buscar que nuestros niños se comporten de cierta forma prometiendo recompensas y después no cumplirlas es perjudicial y puede crear problemas de confianza entre usted y su hijo y a su vez también puede impedir que forme vínculos con otros adultos en posiciones de autoridad.

En caso de que le haya  prometido vacaciones a su hijo y financieramente no se lo puede permitir en lugar de renunciar por completo a su promesa, busque una alternativa y recuerde que para su hijo una promesa tiene mucho valor.

 

2.  Ese Niño Lo Esta Haciendo Mejor Que Tú

Comparar el nivel de logros de su hijo con el de otros niños puede tener un impacto altamente perjudicial en su capacidad de formar  relaciones con personas de su misma edad. En lugar de que pueda ver el valor de la amistad y formar vínculos, ellos serás más propensos a ver competidores que deben de ser superados en cada oportunidad.

Esto no solo dificulta su desarrollo social, sino que también afectará la forma en que son percibidos por los demás. Quizás y aún mas preocupante, el proceso de comparar a los niños negativamente con sus compañeros también puede crear problemas de autoestima en la vida posterior, así como una tendencia innata a validarse de acuerdo con las acciones de los demás.

 

3.  No Me Hagas Avergonzar De Ti 

Estas frases sin sentido usadas por algunos padres que buscan solicitar una buena conducta o desalentar una mala conducta en sus niños, funcionan en su contra. Al usar frases extremas y emotivas como: ” No hagas que me avergüence de ti ” se esta corriendo el riesgo de herir emocionalmente a su hijo y obstaculizar su capacidad de procesar alabanzas y criticas constructivas.

Los niños que escuchan frases como estas, es también probable que busquen constantemente la aprobación en los ojos de los demás, y esto puede generar problemas significativos cuando intenten formar relaciones románticas en sus vidas de adultos.

 

 comparacion

4. Si No Te Comes Toda Tu Comida, No Serás Fuerte

Está es una frase común y ” divertida” en nuestro lenguaje con nuestros niños. La frase esta bien intencionada pero psicólogos dicen que puede tener un impacto negativo en los niños. Después de todo, los trastornos alimentarios y las fobias que rodean ciertos alimentos tiene más probabilidades de surgir durante la infancia. Y es que cuando la madrina de mi hijo me contó que ella no es capaz de consumir frutas y verduras, a raíz de que cuando era pequeña sus padres no la dejaban  levantarse de la mesa hasta que no se comiera todo, creó en ella en su vida de adulta la incapacidad de consumirlas. Teniendo tan de cerca un caso de traumatismo por las proyecciones subconscientes que hacían sus padres, he tenido que poner  estas frases fuera del alcance de mis niños.

La frase se ve inocente, pero en este caso, se esta utilizando para formar una manipulación para lograr un resultado deseado,  y esto puede hacer que los niños pongan demasiado énfasis en la importancia de los alimentos y las consecuencias de no comer ciertos manjares. En cambio, es mucho mejor animar a los niños a comer alimentos específicos mediante la articulación de sus beneficios para la salud, o alternativamente, hacer que el proceso de comer sea más atractivo y con menos importancia.

 

5. Eres Como Tu Padre ( o madre) 

sad-kidEstá es una frase que causara un impacto en su niño y la magnitud de el dependerá de la manera en que lo diga y la circunstancia. Por regla general debemos evitar decirla a toda costa; Incluso si la frase se dice en un momento de broma, esta puede crear connotaciones negativas en la mente de un niño y hacer que tome una visión tenue de los rasgos que comparte con uno de los padres en general.

 

Esta simple frase puede crear distancia entre padres e hijos, pero eso no es nada comparado con el impacto negativo de esta frase cuando se expresa con rabia. En este caso, usted está presentando un signo claro de que está infeliz en su relación, desestabilizándola al niño inadvertidamente al involucrarlo en un conflicto de padres adultos. Su hijo también puede pasar a convertirse en una salida subconsciente para su angustia y frustración, dejando como resultado que en el/ella disminuya su autoestima y sea un niño distraído en la escuela.

Con esto en mente, esfuércese por evitar las comparaciones poco favorables entre su hijo y su pareja, y en su lugar enmarque su crítica constructivamente sin referirse a nadie más.

 

6. No quiero escuchar más de ti

Como es normal, aveces los niños pueden ser ruidosos y bulliciosos, y como padres debemos encontrar la manera  de gestionar su comportamiento de acuerdo a la situación. Nosotros los padres no debemos crear limites que impidan que los hijos se expresen, o tratar de frena las travesuras que son naturales y que a menudo son signo de inteligencia o creatividad.

Debemos motivar a los niños, decirles que queremos oír más, sin importar las circunstancias. De otra manera usted le estará transmitiendo de una manera inconsciente que su presencia no es agradable en su vida. En la mente en pleno desarrollo de un niño, esto tiende a generar sentimientos de culpa e inadecuación, y podrán encontrar difícil distinguir lo que sería una instrucción en tiempo real a un capricho verbal. En lugar de usar un lenguaje áspero y cortante, debemos enfocarnos en nuestro tono cuando le pedimos a un niño que se quede callado.

 

 

7. Si Haces Esto Por MÍ, Te Amaré Para Siempre 

El problema que viene con esta frase es obvio, como padres se supone que el amor hacia nuestros hijos es eterno e incondicional. Por lo tanto este tipo de frases aparentemente inocente y juguetona sugiere que el  amor de una padre por su hijo, está condicionado a su comportamiento y que tanto cumpla sus deseos. Esto puede tener enromes implicaciones a medida que sus hijos crecen y tratan de formar relaciones adultas.

Tal frase, cuando se usa a lo largo del tiempo, puede también condicionar a los niños y convertirlos en personas-agradables o sumisas que tienen a complacer a los demás dejando de lado sus propios deseos. Este tipo de riesgo y digo riesgo porque si dejamos la imaginación de renta suelta se podrá captar los grandes peligros que un niño correría. Por esta razón este riesgo debe de ser evitado a toda costa, y siempre se le debe recordar a un su hijo, que usted le ama infinitamente y aclarar que esta emoción, sentimiento es incondicional y totalmente ajeno a su comportamiento.

 

8. Cuando Tenia Tu Edad, Yo Lo Hacia Mejor

nino-sad

 

En los ojos de un niño menor de 6 años, sus padres son percibidos más como dioses que como simples mortales. Colocarse sobre un pedestal añade gravedad a todo lo que usted dice, mientras que las dinámicas de las relaciones que forma con otros esta influenciada fuertemente por las frases y declaraciones que usted le dice.

Si usted hace referencia constantemente de sus logros cenado era niño, por ejemplo, puede usted estar fomentando un sentido insalubre de la competitividad en sus hijos y contribuir a la creación de una mentalidad infantil.  Si bien esto no es necesariamente perjudicial en la infancia, adquirirá una forma más siniestra más adelante, ya que anima a las personas a perseguir objetivos para agradar a los demás en lugar de gratificación personal. Esto puede conducir a la infelicidad a largo plazo y evitara que sus hijos en vida de adultos puedan disfrutar una vida plena y segura.

 

 

 

 

 

 

Si Te Ha Gustado El Artículo  Y Quieres Informar  A Más Padres Para Más Niños Felices. Comparte este post 🙂